Adaptarse al uso de audífonos

Millones de personas utilizan audífonos.

Mientras que algunas personas se acostumbran a sus nuevos audífonos desde el primer día, otras necesitan un corto período de adaptación.

Cuando se ponga por primera vez un audífono, tendrá que acostumbrarse a:
  • Escuchar los sonidos que se ha estado perdiendo, tales como grifos, relojes que hacen tictac, pisadas, voces de niños, risas, ruido del tráfico, etc.
  • Notar algo nuevo en su oído o alrededor de él
  • Escuchar el sonido de su propia voz, así como los sonidos internos de nuestro propio cuerpo, como tragar
  • Volver a aprender a hablar a un volumen cómodo

Cuando utilizamos audífonos por primera vez, oímos muchos sonidos a la vez (que no hemos oído en años). Incluso si el volumen del audífono está ajustado correctamente, estos sonidos pueden ser levemente estridentes porque nuestro cerebro ha olvidado cómo priorizarlos. Cuando éramos más jóvenes, nuestros cerebros sabían "relegar" los sonidos menos importantes, como el zumbido de la nevera o de la caldera. Con los audífonos, nuestros cerebros deben volver a familiarizarse con los sonidos de fondo y aprender a "ignorarlos". Este proceso puede tardar un poco, así que déle algo de tiempo.

El mejor enfoque es utilizar los audífonos nuevos durante una hora cada vez, varias veces al día y en diferentes situaciones auditivas. Lea en voz alta, converse con su familia, vea la televisión y escuche música suave. Y, cuando esté listo para salir de casa con sus nuevos audífonos, empiece por ir a entornos silenciosos, como una biblioteca o un banco, y evite grandes multitudes y lugares ruidosos.


Poco a poco, pero con seguridad, el mundo comenzará a sonar "en equilibrio". De hecho, después de un par de semanas, los usuarios de audífonos primerizos coinciden sobre la alegría de oír trinar a los pájaros, reír a los niños y la lluvia en el techo, y ya no son conscientes de los sonidos insignificantes.

La mayoría de los audioprotesistas recomiendan una visita entre dos y cuatro semanas después de adquirir los nuevos audífonos para afinar los ajustes.

Usar un dispositivo en el oído

Si sus audífonos son del estilo de ajuste personalizado hecho de un molde de su canal auditivo, deben ajustarse cómodamente. Sin embargo, todavía puede necesitar de algunas semanas para dejar de notarlos. Si está usando un audífono de "auricular en el oído" (RIE), su período de ajuste puede ser más corto porque es un "ajuste abierto". La sensibilidad leve no es inusual, pero debe desaparecer en una semana o así. En ningún caso sus audífonos deben causar dolor.

Percepción de su propia voz

Cuando una persona se pone audífonos por primera vez, su voz puede sonar más fuerte de lo que está acostumbrado. La familia o los amigos pueden ayudarle a encontrar el equilibrio adecuado para que sepa cómo suena. También lleva tiempo acostumbrarse a los sonidos "internos", como masticar y tragar.

La práctica hace que sea perfecto

El proceso de ajuste puede tardar unas semanas, pero millones de usuarios satisfechos de audífonos le dirán que oír bien hace que valga la pena. Así que, ¡déjese llevar! Y después, tómese su tiempo. Pronto, le encantará lo bien que oye y se olvidará de los audífonos.
Haga clic aquí para realizar una prueba de audición en línea